(Fuente: Agencia Andina). La reforma electoral se encuentra en un punto límite para su aprobación, a casi un año de las elecciones de 2018, afirmó el director ejecutivo de Proética, Walter Albán, al estimar que hay poca expectativa de que el tema se apruebe en el Congreso.

 

En declaraciones a la Agencia Andina, sostuvo que se debe entender que esta reforma es indispensable, y por tanto, generar una presión muy fuerte para que el Parlamento Nacional “se sienta obligado a actuar”.

 

“Lo que se ha establecido como pauta es que toda modificación normativa en esta materia debe realizarse con un año de anticipación, cuando menos. Estamos entrando al mes de octubre y hay pocas expectativas de que puedan darse avances importantes (en el Congreso)”, estimó.

 

Walter Albán consideró importante aprobar normas destinadas a impedir que se “infecte” la política peruana, con financiamiento de dudoso origen en las campañas electorales.

 

“Vamos aproximándonos a la elección que deberá realizarse para elegir nuevos gobernadores y alcaldes en todo el país (en el año 2018) y la reforma electoral está empantanada en el Congreso”, aseguró.

 

El directivo de Proética sostuvo que si se sigue dilatando la aprobación de una verdadera reforma electoral, “no hay manera de que las cosas puedan cambiar para bien”.

 

Foto: Agencia Andina