FONAM Institución responsable del manejo de recursos económicos brinda información incompleta luego de cuatro meses de solicitudes de acceso a la información.

 

Desde el año 2012, el Fondo Nacional del Ambiente (FONAM) es el encargado de administrar los recursos económicos del Proyecto REDD+ MINAM, que ascienden a más de US$ 6 millones. Sin embargo, según una investigación en curso del Programa de Gobernanza Climática de Proética, esta institución presenta serias limitaciones para el acceso a la información.

 

En efecto, como parte de un estudio sobre el diseño y financiamiento de proyectos para la conservación de bosques con apoyo de la cooperación internacional, Proética envió solicitudes de acceso a la información a instituciones públicas y privadas con competencias sobre este campo entre los meses de junio a agosto del 2016. Salvo el FONAM, todas las demás instituciones contestaron dichas solicitudes de manera detallada, completa y oportuna.

 

Ante la falta de respuesta se envió una carta de solicitud de entrevista a la directora ejecutiva del FONAM, pero esta tampoco fue contestada. Debido a la falta de información y poca transparencia sobre la información solicitada, en el mes de octubre Proética procedió a enviar una carta a la Ministra del Ambiente, Elsa Galarza, quien, como tal, preside el Consejo Directivo del FONAM, explicándole los hechos y solicitándole la información requerida. Esta carta motivó la respuesta de la dirección del FONAM y el envío de la documentación solicitada al mes siguiente. Sin embargo, luego de analizar cada uno de los documentos, se concluyó que estos estaban incompletos. 

 

El FONAM fue creado por el Congreso de la República, mediante ley N°26793, como una institución de derecho privado, sin fines de lucro y de interés público y social, con personería jurídica propia, perteneciente al sector del Ministerio del Ambiente. La institución se encarga de apoyar la promoción del financiamiento para la inversión pública y privada asociada a la Política Ambiental del país. Promueve planes, programas y proyectos orientados al mejoramiento de la calidad ambiental, el fortalecimiento de la gestión de las organizaciones involucradas y la promoción del uso sostenible de los recursos naturales.

 

Para Proética es preocupante que una organización encargada de promover el financiamiento público y privado para el cambio climático y responsable de la administración de fondos de cooperación internacional pretenda gestionarse en un marco de opacidad. Cabe recordar que nuestro país fue impulsor y es suscriptor del Acuerdo de París, en el cual la transparencia, la rendición y reporte de la cooperación internacional en los países en desarrollo es un tema central.

 

Lea la carta enviada a la Ministra del Ambiente, Elsa Galarza: