El Director Ejecutivo de Proética, Walter Albán, planteó tomar con reserva la reciente modificación de la Constitución para establecer la imprescriptibilidad de los delitos de corrupción, debido a que esta decisión del Congreso, resultaba mucho menos importante que abordar los reales un problemas de fondo en esta materia, que se relacionan más bien con las excesiva dilación de la que con frecuencia son objeto las investigaciones fiscales y los procesos judiciales contra funcionarios corruptos, permitiendo que tales actuaciones se prolonguen por años, sin que se llegue a un resultado. 

 

“Pareciera que se cumple por fin una vieja aspiración para evitar la impunidad, y que ningún funcionario responsable de esos delitos pueda encontrar, en el simple transcurso del tiempo, la oportunidad para escapar de la persecución penal y su sanción”, dijo en la última edición de La Voz de Proética.

 

Sin embargo, advirtió que a pesar de existir en la actualidad plazos suficientes para procesar debidamente, incluso aquellos casos que por su complejidad requieren investigaciones y juzgamientos prolongados, estos no son respetados y la lentitud con la que suelen tramitarse precisamente estos casos, es más que preocupante.

 

“Los delitos de corrupción más graves, cuentan ya con penas elevadas y conforme al actual Código Procesal, la prescripción se suspende al iniciarse el proceso penal. Resulta discutible entonces que la imprescriptibilidad pueda ser entendida como el gran remedio”, recalcó.

 

Sostuvo que hoy en día asistimos a varios procesos importantes que por su carácter complejo, el Ministerio Público viene investigando desde años atrás, sin siquiera formular las acusaciones que permitan dar paso a un cabal juzgamiento de los imputados.

 

Por ello, manifestó que urge mejorar los procesos y diseños de actuación en lo que toca a las etapas de investigación y juzgamiento, para que culminen en plazos que correspondan a su complejidad, pero sin dejar de ser razonables.

 

“Es importante acabar con la impunidad, pero debemos lograr este objetivo de la mejor manera. La verdadera justicia es también oportuna”, finalizó.

 

 

 

Foto: Agencia Andina