El Director Ejecutivo Adjunto de Proética, Samuel Rotta, señaló que es necesario estar alertas contra las amenazas que, desde el poder político, se han lanzado contra la labor que desarrolla la Comisión Internacional contra la Impunidad de Guatemala (CICIG), la cual es un ejemplo para los esfuerzos contra la corrupción en toda nuestra región.

 

“La CICIG es un mecanismo acordado entre el gobierno guatemalteco y la ONU para enfrentar el abuso del poder. En coordinación estrecha con el Ministerio Público del país, ha logrado avances muy importantes en los últimos años y ha probado su eficiencia en detectar y perseguir la corrupción al más alto nivel, convirtiéndose en un ejemplo e inspiración para otros países”, dijo Rotta en la última edición de La Voz de Proética.

 

Hace unos días, el presidente guatemalteco, Jimmy Morales, declaró persona no grata y ordenó expulsar al titular de la CICIG, Iván Velásquez, de nacionalidad colombiana, luego que dicha institución y el Ministerio Público solicitaran al Congreso de ese país abrirle una investigación contra Morales por el presunto delito de financiamiento electoral ilícito.

 

Ante este hecho, Proética junto a los capítulos latinoamericanos se pronunciaron a través de un comunicado donde expresaron su respaldo a la CICIG y repudiaron la medida adoptada por el presidente Morales que solo busca obstaculizar las investigaciones que se le sigue a su gobierno.

 

“Nos sumamos así a la reacción de la comunidad internacional que ha venido expresando su rechazo a esta decisión y demandando una pronta rectificación, así como también a las voces que al interior de Guatemala se han manifestado en el mismo sentido”, indicó.

 

Por ello, pidió a los peruanos y peruanas mantenerse alertas ante este tipo de hechos que puedan surgir en nuestro país.

 

“No está de más recordar que en el foro que realizó Proética, “Los candidatos presidenciales ante la corrupción”, en enero del año pasado, se pidió a algunos de los entonces aspirantes a ganar las elecciones su opinión sobre una medida similar para el Perú; es decir, convocar el apoyo internacional para combatir la corrupción.  No hubo, sin embargo, una respuesta clara ni un interés serio por evaluar los matices de una estrategia de este tipo.  Tal vez sea el momento”, finalizó.

 

Puedes leer el pronunciamiento de los capítulos latinoamericanos de Transparency International en respaldo a la CICIG aquí.