El Director Ejecutivo de Proética, Walter Albán, precisó que las percepciones recogidas en la Décima Encuesta Nacional sobre la Corrupción en el Perú, no son producto de la opinión personal o colectiva de quienes forman parte de Proética, como parecen entenderlo quienes han lanzado duras críticas a sus resultados en estos últimos días.

 

“Se trata de la opinión ciudadana rigurosa y técnicamente recogida por lo que, si algo debe preocuparles, es por qué su propia conducta ha dado lugar a esa visión negativa de su desempeño. Quizá así puedan encontrar el camino para tratar de revertir esta situación, sin buscar en las agresiones, mentiras o descalificaciones gratuitas, una manera de calmar sus actuales inquietudes”, indicó Albán en la última edición de La Voz de Proética sobre esta encuesta, aplicada por Ipsos.

 

Por otro lado, manifestó que los resultados han evidenciado el impacto que ha generado el caso Lava Jato y las repercusiones que éste ha tenido en nuestro país, particularmente en el escenario político.

 

“Entre los aspectos más relevantes de esta última encuesta, destaca por ejemplo la calificación que merece el fenómeno de la corrupción en las distintas regiones del Perú como el problema más grave que debemos afrontar hoy, por encima incluso de la delincuencia o inseguridad ciudadana”, agregó.

 

Otro aspecto importante, según Albán, es cómo se han reducido considerablemente los márgenes de tolerancia a la corrupción, fundamentalmente en lo que se refiere a la gran corrupción, la cual involucra a las más altas esferas del poder político y económico.

 

“Precisamente en este aspecto, se aprecia también que el problema no se percibe más como limitado al aparato estatal, sino que comprende, y de manera muy relevante, al sector empresarial”, sostuvo.

 

A esto se suma que para los peruanos, la mayor responsabilidad para liderar una estrategia de lucha contra la corrupción recae en el presidente de la República, Pedro Pablo Kuczynski. Sin embargo, un 75% de ellos, han expresado su total decepción frente a la inacción del gobierno en este campo.

 

"Existen sin duda en esta encuesta otros aspectos relevantes, que merecen una revisión detenida y que invitamos a llevarla a cabo a través de nuestra página web institucional, donde hemos colgado todos los resultados. Las encuestas son instrumentos para la acción, merecen una lectura cuidadosa y análisis de sus datos", finalizó. 

 

Puede descargar la Encuesta Nacional sobre Corrupción 2017 aquí.