El último sábado 12 de noviembre durante la COP22 en Marruecos, Transparency International (TI), la Universidad de Brown, y Proética, organizaron el evento “Transparency of Support and Support for Transparency. Taking stock of Paris and moving ahead”.

 

Este contó con la facilitación de Timmons Roberts, representante de Brown University, participaron diversos panelistas representantes de instituciones académicas y sociedad civil como Free University of Brussels/Brown CDL; Transparency International Bangladesh; Transparency International Maldivas; Adaptify;  y Proética, capítulo peruano de Transparency International.

 

Tanto los capítulos de TI pertenecientes a Bangladesh y Maldivas indicaron la necesidad de que el tema de adaptación sea prioritario en las negociaciones climáticas así como que se promueva que el financiamiento para adaptación sea antes del año 2020. De igual forma, los diferentes proyectos de adaptación que se realizan en los países Bangladesh y Maldivas deben incluir la participación de las comunidades.

 

Por su parte, Proética planteó que los diversos fondos climáticos como FCPF, ONU-REDD+ PI-FIP, entre otro, promuevan espacios sostenibles de participación así como el involucramiento pleno y efectivo de las y los actores para una correcta toma de decisiones.

 

Asimismo, Robert Guimaraes, líder indígena amazónico, presente en el evento comentó que a pesar de existir diversos fondos climáticos y compromisos país para la reducción de emisiones de GEI, en la Amazonía peruana existen muchos intereses económicos y falta de fiscalización por parte de las autoridades que produce que la palma aceitera aumente la deforestación de grandes hectáreas de bosques poniendo en riesgos nuestros compromisos nacionales respecto a las NDC.

 

Finalmente, Timmons Roberts, consideró necesario impulsar que la transparencia en el financiamiento sea mucho más activa por parte de las diferentes instituciones y actores como organizaciones de sociedad civil, comunidades afectadas por los impactos del cambio climático, entre otros; así como la necesidad de contar con un balance en el financiamiento para los temas de adaptación y mitigación.