(Fuente: Agencia Andina). El director ejecutivo de Proética, Walter Albán, sostuvo que los últimos hechos de corrupción han afectado la percepción ciudadanía respecto a la lucha contra la deshonestidad, por lo cual pidió a la sociedad civil mantenerse vigilantes para erradicarlo progresivamente.

 

“Es lamentable que se frustre la expectativa de que en algún momento había generado tanta sensación positiva en la lucha contra la corrupción, Alejandro Toledo, quien personificó la oportunidad de cambio en este aspecto, pero se ha ido desdibujando en su propio gobierno”, refirió.

 

Precisó, sin embargo, que esta situación representa también una oportunidad de recuperar la esperanza de que sí se puede erradicar la corrupción y que tarde o temprano caerán los que han incurrido en esas prácticas.

 

Albán aseveró que no es suficiente dejar esta tarea al Estado sino que la sociedad civil debe mantenerse vigilante para que cada quién cumpla sus obligaciones.

 

“Todos podríamos dar a esto una respuesta eficiente que permita ir, progresivamente, erradicando la corrupción, por lo menos en los niveles que se han visto”, apuntó.

 

Subrayó, en ese sentido, que estamos ante una oportunidad de recuperar la expectativa y el buen ánimo. No solo indignarse sino estar vigilantes a los procesos anticorrupción”, manifestó.

 

La constructora brasileña Odebrecht admitió ante el Departamento de Justicia de Estados Unidos haber pagado sobornos por licitaciones en el Perú desde el 2005 al 2014, periodo que incluye a los gobiernos de Alejandro Toledo, Alan García y Ollanta Humala.

 

El Poder Judicial dispuso una orden de prisión preventiva por 18 meses para Toledo y una medida similar dictó para el viceministro de Comunicaciones, Jorge Cuba y funcionarios del Ministerio de Transportes y Comunicaciones del segundo gobierno de García.