Gobierno de Uruguay da oportuna señal contra la impunidad

Hoy, el presidente de Uruguay, Tabaré Vázquez, anunció que su gobierno rechazó el pedido de asilo diplomático solicitado por el expresidente Alan García, investigado en el Perú por los presuntos delitos de colusión y lavado de activos. En una conferencia, Vázquez aclaró que, luego de estudiar el caso, no encontraron elementos para calificarlo como una persecución política y que, por el contrario, Uruguay reconoce la autonomía de la justicia peruana.

«Desde Proética saludamos esta decisión. García había pretendido desnaturalizar la figura del asilo para escapar de la acción de la justicia; por ello, la respuesta de Montevideo es una señal muy oportuna y positiva contra la impunidad», indicó el director ejecutivo de Proética, Samuel Rotta Castilla.

Como se recuerda, tres días después de que el expresidente ingresara a la embajada uruguaya en Lima y solicitara el asilo, Proética y otros doce capítulos de Transparencia Internacional en América Latina emitieron un comunicado conjunto explicando por qué aceptar tal solicitud hubiera sido un retroceso en los esfuerzos por mejorar la colaboración entre los países para combatir la corrupción, contraviniendo las obligaciones de la Convención Interamericana Contra la Corrupción. Cartas con un sentido similar fueron enviadas por la presidenta de Transparencia Internacional, Delia Ferreira, al presidente uruguayo y por el presidente de Proética, José Ugaz, al embajador uruguayo en Lima y al Secretario General de la OEA.

Rotta Castilla señaló que las investigaciones deben seguir su curso sin interferencia, e insistió en que debe garantizarse que la acción del equipo especial de fiscales para que esté libre de obstáculos externos y de hostigamientos internos contra los miembros que lo componen. Esto coincide con el comunicado emitido el 29 de noviembre por la Fuerza de Tarea del caso Lava Jato del Ministerio Público Federal de Brasil, el cual respaldaba a sus pares peruanos y resaltaba la necesidad de darles mayor seguridad.

Foto: La Nación

Cargando imágenes...